Publicado el

43 Manualidades De Halloween Fáciles Y Divertidas Para Hacer Con Los Niños

Además, podemos aplicar apósitos, o bien pintar la cara con algunas heridas rojas, y ensuciarla bien de negro, como si el niño hubiera estado enterrado mucho tiempo. Si bien no es un material tan ligero o flexible como los anteriores, unas latas vacías también pueden ayudarnos a crear unos divertidos fantasmas. Un disfraz que encantará a los niños y que además podrán reciclar en otras ocasiones como Carnaval, cumpleaños o siempre que les apetezca disfrazarse.